Trekking: animémosnos a la aventura

trekking

©Jupiterimages/Comstock/Thinkstock

El trekking o excursionismo es una actividad que se desarrolla al aire libre y  consiste, generalmente, en el recorrido a pie por acantilados, montañas, selvas, bosques, desiertos, cuevas y cañones, entre otros. Esta disciplina del montañismo es considerada como un deporte extremo (dado que sus travesías son llevadas muchas veces a cabo en parajes aislados o de difícil acceso) por lo que forma parte del turismo de aventura.

Antes de partir en unos de estos viajes es importante tener en cuenta realizar una investigación y planificación previa. Es que ha diferencia del senderismo o hiking, el trekking se desarrolla por caminos que no han sido homologados por autoridades competentes y, por lo tanto, son más riesgosos.

 

Cosas a tener en cuenta:

Si estás pensando en la posibilidad de hacer un trekking, hay algunos consejos que deberías tener en cuenta:

1- Salir en grupo:

Como dijimos anteriormente, a diferencia del senderismo, el trekking se realiza por parajes aislados que incluyen , en ocasiones, pendientes o trayectos riesgosos. Siempre es mejor realizar estas travesías acompañados de un grupo de personas: nos divertiremos más y tendremos a quien recurrir en caso de necesitar ayuda.

2- Un guía es siempre una buena decisión:

Las excursiones que tienen como destino lugares remotos, incluyen diferentes rutas de acceso. Un guía es siempre un experto en la región, conoce los diferentes caminos y cómo actuar cuando se presenten diterminados eventos climáticos. Si bien esto puede significar el incremento de nuestros gastos de viaje, puede resultar muy bebeficioso también ya que tienen experiencia en este tipo de travesías.

3- Planificacion del tiempo:

Cuando partimos en trekkings de más de un día de duración es necesario planificar el uso de tiempo de manera rigurosa. Avanzar sólo de día y acampar de noche es muy importante. Asimismo, deberías reservar algunos dias de descanso y otros dias en caso de que el mal tiempo no te permita avanzar.

4- Que sea en la temporada adecuada:

Muchos trayectos, como los que tienen como destino la cumbre de alguna montaña o el acceso a algunas regiones más bien aisladas, son accesibles sólo en algunas épocas del año. Es importante informarse bien sobre cuál es la temporada adecuada para relaizar trekkings en estos lugares.

5- No te olvides de llevar:

Si estamos en un trekking de más de un día de duración, debes hacerte de algunos elementos:

  • Mochila: lo ideal son las de mochilero, aunque hay que tener cuidado de no cargarlas mucho ya que las tendremos a cuestas todo el día; aunque si contratas una excursión es posible que no tengas que hacerlo: muchos operadores turísticos llevan mulas para que acarreen el equipaje y los utensilios más pesados. En nuestro artículo “Hacer la maleta” encontrarás todas las recomendaciones para armar una mochila de mochilero.
  • Comida: lo ideal es llevar algunas barras de cereal, frutos secos o comidas energizantes, ya que por lo general la travesía es larga y necesitarás recuperar energía. Debes tener siempre en cuenta que es difícil encontrar lugares en el camino donde comprar algo para comer. En caso que el trekking dure más de un día, es preciso planificar la comida para todos los días, asesorándote dónde puedes hacerte de ella en las cercanías de los parajes.
  • Utensilios de cocina: imprescindibles para comer o cocinar algo en los trekkings de varios días de duración.
  • Cantimplora: el agua será un fundamental durante tu travesía. No te olvides de llevar tu cantimplora y asesórate sobre cómo y donde obtener más agua en el camino.
  • Ropa adecuada: ropa y calzado cómodo es la premisa fundamental. Vestimenta deportiva y holgada, de manga y pantalones largos (ya que los arbustos y la vegetación del lugar puede dañar nuestra piel al caminar). Calzado tipo bota que sostenga todo el pie es el ideal para este tipo de travesías.
  • Mapa y brújula: imprescindibles para ubicarte y saber a dónde irás. En caso de que pierdas o rompas tu brújula, simpre puedes fabricar una brújula casera.
  • Bolsa de domir: para las travesías de más de un día, resultan impresindibles para dormir. Si acampas en las montañas o lugares fríos, selecciona las de tipo térmico, eligiendo la edecuada para el clima que te tocará.
  • Esterilla aislante: imprescindible en climas fríos para aislar tu bolsa de dormir del frío.
  • Carpa: Asegúrate de llevar la carpa o tienda adecuada para el clima de la zona y si vas en grupo es posible que puedas compartila con algunos amigos.
  • Accesorios: inidspensables para todo trekking son las gorras o sombreros y gafas de sol. Además otros utencilios como navajas o sogas te serán necesarios si estás pensando en acampar.
  • Bastones para caminar: parecidos a los de esquís, resultan de muy gran ayuda a la hora de caminar grandes distancias, sobre todo cuando la superficie no es uniforme.
  • Botiquín de primeros auxilios: siempre es necesario llevar un botiquín en caso de que surja alguna eventualidad. En él no te olvides de incluir un protector solar, indispensable para cuando pasamos tantas horas al aire libre. Si no sabes qué incluir, consulta nuestro artículo sobre qué llevar en el botiquín de viaje.

Y tú, ¿ya has realizado algún trekking?  ¡Cuéntanos tu experiencia!

No es posible escribir un comentario.