Senderismo: ¿y si caminamos un poquito?

Para los que se lo preguntaban, el senderismo es una actividad deportiva (aunque no competitiva) que consiste en recorrer a pie diferentes lugares de gran atractivo natural como bosques, cerros, ríos y cascadas, entre otros. El también llamado hiking se presenta como una de las actividades gratis preferidas de la mayoría de los turistas. Esto se debe, en gran medida, a que es un ejercicio de bajo impacto ya que al minimizar el estrés en articulaciones y el sistema cardiovascular, evita muchas lesiones. Además tiene importantes beneficios para la salud en caso de que se sufra de sobrepeso o de hipertensión arterial. Asimismo, una buena caminata siempre nos despeja la mente y nos libera del estrés.

senderismo

©Jupiterimages/Polka Dot/Thinkstock

 

A diferencia del excursionismo o trekking, el senderismo se realiza por caminos homologados por entidades gubernamentales, es decir, que se encuentran señalizados y probados seguros para su recorrido. Asimismo, hay algunas cosas que se pueden esperar de estos senderos: son aptos para la mayoría de las personas, se encuentran en buen estado durante todo el año, no contienen grandes pendientes en tramos prolongados y se encuentran en lugares de interés natural, cultural o arqueológico, entre otros.

¿Qué hay que tener en cuenta a la hora de practicarlo?

Si bien el senderismo es un ejercicio que no requiere de mucha preparación, hay alguos consejos que deberías tener en cuenta a la hora de pacticarlo:

1- Usa calzado apropiado:

Esto que parece casi una obviedad puede ser problema para muchas personas. ¿Nuestra recomendación? Calzado cómodo y apto para caminar por varias horas. El calzado ideal es aquel tipo “bota” que sostiene los tobillos. Si bien esto puede parecer rídiculo en verano, te sorprenderás de ver cuantas lesiones puedes ahorrarte usando este tipo de calzado.

2- Vestimenta deportiva y de manga larga

Dejando de lado la ropa de estación, lo más adecuado es vestir ropa cómoda y de tipo deportivo. Lo más aconsejable es llevar pantalones largos ya que si bien puede ser que haga calor, el camino se encuentra generalmente rodeado de arbustos que pueden lastimar tus piernas. Asimismo, no dejes olvidados ni tu gorra ni tus gafas de sol, es un fundamental para este tipo de actividades.

3- ¡No te olvides de tomar agua!

Al emprender la caminata no te olvides de proveerte primero con bastante agua, la travesía es larga y puedes correr el riesgo de deshidratarte. Además debes tener en cuenta, que será muy poco probable encontrar algún negocio donde comprar algo de beber en medio del camino.

4- ¡Algo de comer nunca viene mal!

Es importante llevar alimentos calóricos como chocolate y frutos secos, ya que puede ser que nos extraviemos y no encontremos rápidamente el camino a casa. Asimismo, también son útiles si nos desvanecemos debido al calor. En ese caso, algo dulce casi siempre viene bien.

5- Pantalla o protector solar, ¡infaltable!

Usar protector solar es una de las cosas más importantes a tener en cuenta, ya que si bien puede ser que esté nublado o que sea invierno, los rayos ultravioletas siempre son nocivos para tu piel. A la hora de elegir uno, opta por los de mayores protección o incluso los que están destinadas para los niños. Ellos tienen por lo general piel más sensible que los adultos, por lo que estos protectores solares se encuentran enriquecidos con más vitaminas.

¿Y qué llevo en la mochila?

Si bien no queremos cargar con muchas cosas en nuestra mochila, hay un par de cosas que pueden  ser útiles a la hora de practicar senderismo:

  • Navaja: una navaja tipo victorinox es siempre importante en caso de que debamos cortar algo.
  • Teléfono móvil o GPS: si bien los caminos se encuentran señalizados, es siempre importante contar con un poco de ayuda. Hoy en día, con los GPS de los celulares y las diferentes aplicaciones para viajar, estos resultan de gran utilidad.
  • Linterna: este elemento es siempre importante si nos pilla la noche y nos quedamos sin visibilidad.
  • Silbato: un imprescindible. Mejor es no necesitarlo, pero en caso de que nos caigamos y nos lesionemos es un buen elemento para pedir ayuda.
  • Mapa y brújula: en caso de que nuestro teléfono móvil no tenga cobertura en la región, un mapa y una brújula serán imprescindibles. Si no tienes una, puedes enterarte de cómo hacer una brújula casera.
  • Botiquín de primeros auxilios: un pequeño botiquín resulta indispensable para nuestra caminata. Acá puedes enterarte qué debe llevar un botiquín de viaje.

¿Y tú? ¿En qué lugares has practicado senderismo? ¡Cuéntanos tu experiencia!

No es posible escribir un comentario.