La Tomatina

La tomatina es una fiesta española que tiene lugar el último miércoles de agosto en la localidad valenciana de  Buñol. Esta fiesta, que atrae alrededor de 45.000 personas cada año, consiste en arrojarse tomates unos a otros.

El primer evento de la fiesta, y el que marca el inicio de la tomatina,  es el denominado “palo jabón”. El mismo, es un poste engrasado de varios metros de altura con un jamón atado a la punta. El objetivo es que las personas trepen por él y logren  liberar el jamón. Mientras varios jóvenes trepan el poste, el resto de la gete canta, baila y se ducha con mangeras. Cuando alguién logra desatar el jamón, suena una carcasa dando inicio a la tomatina.

Varios camiones respletos de tomates se disponen en la plaza principal de Buñol, donde sus ocupantes comienzan a desparramarlos entre la multitud de turistas  y naturales del lugar. Esta “batalla” dura una hora hasta que la carcasa vuelve a sonar, dando final a la tomatina.

A las once horas todo es un río de salsa de tomate que los empleados municipales deben limpiar. Se disponen varias duchas públicas para que la gente pueda ducharse antes de regresar a casa. Los vecinos del lugar también prestan sus mangeras para colaborar con ellos. Al final, los asistentes a la tomatina ayudan con la limpieza de la ciudad también.

Reglas:

  • Se encuentra prohibido introducir botellas y objetos duros a la batalla, con el fin de evitar lastimar a alguien.
  • Como regla general, los tomates deben ser aplastados antes ser lanzados.
  • Queda prohibido romper o lanzar remeras y/o camisetas.
  • Después del disparo de la carcasa a las once de la mañana queda prohibido continuar arrojando tomates.

Consejos:

  • Se recomienda utilizar gafas protectoras para los ojos, ya que la acidez del tomate resulta bastante molesta para los ojos
  • No acercarse demasiado a los camiones
  • Llevar calzado cómodo y que sujete el pie (evitar sandalias y ojotas)
  • Llevar ropa cómoda que después se pueda tirar
  • En caso de las mujeres, llevar maya o bikini debajo de la ropa (ya que mucha gente tiende a rasgar las remeras ajenas)
  • No llevar niños a la batalla
  • No subirse a rejas para ver mejor la fiesta, ya que eso te convierte en un blanco fácil para los demás.

¿Cómo llegar?

Diferentes medios de trasportes se disponen para movilizar al turista desde Valencia a Buñol. Sin duda, la opción más económica es viajar en el servicio regular de trenes, el cual tiene un costo de aproximadamente 5 euros. También hay servicios especiales de ómnibus, aunque sus precios rondan entre los 15 y 20 euros.

Y tu, ¿ya has estado en la tomatina? Cuéntanos tu experiencia!

No es posible escribir un comentario.