Ciclismo a larga distancia: cuando el viaje es nuestro destino

ciclismo a larga distancia

©Digital Vision/Thinkstock

El Cicloturismo o ciclismo a larga distancia es una actividad deportiva que consiste en viajar por diferentes lugares del mundo con la bicicleta como medio principal de transporte, recorriendo y visitando pueblos, lugares y ciudades que se encuentren alrededor del camino. Es una actividad denominada no competitiva y, al igual que carpooling y autostop, podría considerarse un medio de transporte barato si no es que gratis.
Para viajes de varios días y hasta meses hay quienes organizan salidas grupales (si bien una gran cantidad de ciclistas realizan sus vacaciones solos) y van acompañados de los denominados “auto de apoyo”, que consisten en un vehículo que se encargue de recoger a cualquier participante que quede rezagado del grupo y, naturalmente, de auxiliar a los ciclistas ante cualquier contratiempo que tengan con la bicicleta.
Para los que viajan sin vehículo de apoyo, existen dos formas de ciclismo a larga distancia:

  • Modalidad autosuficiente: el ciclista viaja con todo lo que necesita para su viaje, como por ejemplo bolsa de dormir, carpa (ya que por lo general acampa), cantimplora, utensilios de cocina, kit de”primeros auxilios para la bici” (en caso de que haya que reparar algo) , en fin todo lo necesario para ir de vacaciones por su cuenta. Eso sí, cuidando de llevar sólo lo indispensable, ya que al momento de andar en bicicleta todo pesa.
  • Cicloturismo de “tarjeta de crédito”: en este tipo de modalidad se viaja más “liviano” ya que el ciclista duerme en hoteles o hostels y come en restaurantes, por lo que no resulta necesario llevar a cuestas más equipaje (aunque puede resultar algo más caro).

¿Qué necesitas saber para emprender tu viaje?

Hay diversos aspectos a tener en cuenta antes de comenzar tu travesía:

1- Ten tu bicicleta en buen estado:

Lo más importante antes de emprender uno de estos viajes es contar con una buena bici, lo que no significa que ésta deba ser muy cara, liviana o último modelo. Lo ideal es que sea una bicicleta robusta y cómoda, no debes olvidar que estarás sentado en ella la mayor parte del día, así que asegúrate de que tu asiento sea cómodo. Asimismo, presta especial atención a que tus ruedas sean robustas y de confianza, ya de que de ellas dependerá, en gran parte, el viaje.

2- Destino y carretera:

Es muy importante que tengas claro y que hagas una investigación de la ruta que vas a seguir. Más allá de que pensemos andar por la misma calle o ir en la misma dirección, puede pasar que te encuentres con que los caminos estén mal señalizados o que tengas que cambiar de trayecto porque la ruta se encuentre en reparación.

3- ¿Qué modalidad de cicloturismo realizarás?

Antes de comenzar tu viaje, debes preguntarte qué modalidad de viaje realizarás:

  • ¿Modalidad autosuficiente? Planea, compra y organiza todo lo necesario en tu bicilceta (carpa, bolsa de dormir, etc.) evitando de llevar cosas de más que , al final, contribuyen a aumentar el peso del rodado.
  • ¿Tienes pensado hacer cicloturismo de tarjeta de crédito? Infórmate sobre la ubicación de alojamientos y restaurantes que sean económicos y que, sobre todo, reciban tarjeta como medio de pago. Asimismo, siempre es menester saber dónde se pueden encontrar cajeros automáticos, algo que será bastante importante en tu modalidad.

4- ¿Cuántos kilómetros?

Calcula cuantos kilómetros tiene el recorrido total del viaje y en cuántos días piensas hacerlo. De este modo, sabrás con exactitud cuántos kilómetros por día debes pedalear para cumplir en tiempo y forma con tu viaje. Asimismo, deberás tomar algunas desiciones como si viajarás de noche o no.

5- Lleva un kit de herramientas siempre contigo:

Durante el viaje siempre se presentan infinidad de imprevistos y problemas con la bici seguramente no van a faltar. Lleva siempre contigo una bolsa con herramientas que te ayuden a reparar esos desperfectos. Algunos elementos, como los necesarios para reparar una rueda pinchada, debes tenerlos a mano y cerca tuyo, mientras que los otros puedes llevarlos con el resto de tu equipaje.

6- Horas de descanso:

Calcula cuantas horas por día y por la noche dedicarás a dormir y descansar, ya que si bien en un principio puede que tengas mucha energía, lo mejor es no estresarse mucho para que puedas disfrutar el viaje hasta el último día.

7- Mapas, imprescindibles:

No te olvides de llevar un mapa siempre contigo. Asimismo, siempre es buena idea contar con un celular para poder usarlo ante cualquier emergencia y, son muy útiles y cómodos cuando necesitamos un GPS. Las aplicaciones para viajar constituyen una ayuda extra, sobre todo cuando viajamos a otro país y necesitamos conversor de moneda o ubicarnos en lugares extraños.

8- ¡Olvida la mochila!

Trata siempre de acarrear tu equipaje en la parrilla de la bicleta. Llevar varias cosas en tu mochila o cargadas en la espalda está totalmente desaconsejado, tienes que estar cómodo y liviano para viajar.

9- ¡Lleva sólo lo indispensable!

Cuando emprendas tu viaje en bicicleta, lleva sólo lo esencial. Naturalmente deberás llevar una bolsa de dormir, carpa, elementos de cocina y muda de ropa, pero no te excedas con cosas innecesarias ya que las tendrás a cuestas el resto de tu viaje.

10- Chequea el clima:

Antes de comenzar tu viaje, infórmate sobre el clima que tendrás en esos días, aunque por lo general una campera contra la lluvia y el viento nunca viene mal. No te olvides de llevar ropa y calzado cómodo, al final del día, es eso lo que cuenta.
Y tú, ¿qué piensas de estos consejos? ¿Ya has realizado unos de estos viajes? ¡Cuéntanos tu experiencia!

No es posible escribir un comentario.