Free walking tour

amigos realizando un tour | © Digital Vision/Thinkstock

La mayoría seguramente ya conozca esta opción pero aún así vale la pena seguir difundiéndola. Yo conocí los free walking tour el año pasado y para mí se han convertido en un sinónimo de recorrer una ciudad. Básicamente consisten en un tour gratis por una ciudad, realizado por gente que vive allí y que trabaja en base a propinas. El tour el completamente gratuito y al final del recorrido los participantes pueden elegir si el guía merece una propina (entre €5-€10 por participante es lo normal). Como el nombre lo dice, la guía se realiza a pie por la ciudad y es habitual que haya tanto es español como en inglés.

Para buscar los horarios y los puntos de encuentro, simplemente ingresen en Google free walking tour + el nombre de la ciudad. Seguramente encuentren más de una opción.

Por qué son mejores que los guías pagos

A mí me parece que estos guías “gratuitos” son mejores que los tradicionales por varios sentidos:

1. Suelen ser realizados por jóvenes que saben que su paga depende de qué tan bien hayan realizado su trabajo, por lo que normalmente se puede reconocer su esfuerzo y energía al realizar la guía. Justamente por eso es mucho más accesible hablar con ellos, formularles preguntas sin sentirse inculto o algo por el estilo. A su vez al ser jóvenes brindan datos relacionados con la vida nocturna de un destino o cómo es su experiencia al vivir en esa ciudad.

2. Los participantes también suelen ser más jóvenes porque hay que caminar durante varias horas (normalmente 2-3), porque son más baratos y porque los guías también son más jóvenes y no brindan la información de forma tan tediosa.

pareja haciendo turismo | © Brand X Pictures/Thinkstock

3. Mientras se recorre la ciudad se hace ejercicio. Los viajeros no se sientan en un bus sino que recorren las calles y así se ubicarán mucho mejor luego al estar solos.

4. Pocas veces suelen estar patrocinados o recibir dinero de lugares turísticos, por lo que sus recomendaciones suelen ser más honestas. Es habitual que sugieran un bar donde sólo van los locales o una atracción turística que no es tan conocida. Lamentablemente debido a su popularidad en los últimos años esto ha cambiado.

5. Permiten que otros viajeros que no se pueden dar el lujo de pagar un tour pudan conocer una ciudad de forma profesional. Claro que se espera que quienes sí pueden dejar propina lo hagan, pero nadie los mirará raro si no lo hacen.

Suele haber diferentes estilos, como en todos los guías, por ejemplo tour nocturno, tour histórico, tour político, de un período en particular, sobre una religión en particular, una zona en particular, etc.

Vale aclarar que también hay cosas que no me gustan de estos tours y es que debido a que se realiza a pie, el recorrido suele ser elegido según la cercanía de los puntos y en qué orden se pasa por los lugares turísticos. Por eso muchas veces se explican datos de hace varios siglos, luego se vuelve a la actualidad y luego al pasado, lo que puede ser un poco confuso.

Realmente no diría que siempre son ideales porque la dinámica depende en su mayoría del guía, pero sí creo que vale la pena probarlo para ahorrar dinero y vivir una ciudad de manera diferente. En cada destino será distinto y si han tenido experiencias malas, no condenen a todas las demás ciudades por un caso. Es una excelente oportunidad para ahorrar dinero y permitir que los locales vivan del turismo en vez de volcar todo el dinero a las grandes organizaciones.

No es posible escribir un comentario.