¿Cómo elegir el hostel adecuado?

hostel

©Digital Vision / ThinkStock

Hoy en día, es fácil encontrarse con muchos viajeros que optan por alojarse en hostels en lugar de los tradicionales hoteles o departamento. Principalmente elegido por mochileros, su bajo costo no es el único motivo por el que este tipo de alojamientos se destacan, sino porque se corresponden también más con la cultura del “ambiente comunitario”, la de compartir con otros las experiencias de viajes y conocer gente nueva. Cierto es que un alojamiento barato ayuda en gran medida a disminuir los gastos de viajes, pero es importante que recuerdes que no todos los hostels son iguales. Es por ello que deberías prestar atención a un par de detalles para elegir el más adecuado.

 

Criterios para elegir el hostel que más te convenga:

Antes de que te aventures en hospedarte es uno de estos alojamientos, deberías tener en cuenta:

1- Ubicación:

No es lo mismo dormir en un hostel que queda en medio de la ciudad que en otro que se encuentre realmente alejado. Es por ello que para elegir el alojamiento adecuado deberías pensar qué tipo de vacaciones deseas realizar… si estás pensando en disfrutar un poco más de la naturaleza y salir a recorrer zonas de tipo más rural, un hostel ubicado a las afueras de las áreas urbanas será el más apropiado para ti. En cambio, si tienes interés en recorrer paso a paso cada esquina de la ciudad, lo mejor será que te alojes en un hostel más céntrico.

Otro punto a tener en cuenta es el precio. Siempre tenemos el preconcepto de que los alojamientos ubicados en el centro de las ciudades son los más caros. Sin embargo, eso no es del todo cierto. Hay muchos hostels ubicados en grandes ciudades que ofrecen precios accesibles. Asimismo, debes pensar en el costo que tiene el transporte hasta la ciudad.

2- Horarios de atención:

Antes de elegir alojarte en un determinado hostel, es importante que te informes sobre los horarios del check-in y la recepción, ya que muchos de estos establecimientos reciben nuevos huéspedes sólo en determinados horarios. Sería bastante desagradable que te encuentres llegando a la ciudad de madrugada y que no puedas tomar tu habitación. Del mismo modo, el horario de check-in suele variar de hostel en hostel, y puede ser que a pesar de que haya gente en la recepción, no tengas permitido tomar tu habitación. En ese caso, si es sólo algunas horas las que tienes que esperar, puedes pedir que te guarden los bolsos en alguna habitación mientras recorres la ciudad por algunas horas.

3- Lockers:

Un detalle no menor son los lockers, ya que si bien la vida comunitaria tiene su encanto, la verdad es que compartiremos la habitación con gente desconocida. Es por ello que los hostels ofrecen lockers para que guardes tus pertenencias de más valor. En este sentido es importante que preguntes si el locker se encuentra dentro o fuera de la habitación y si debes traer tu propio candado. En este último caso, infórmate también que tipo de candado es el más apropiado.

4- Habitaciones y baños:

Es posible encontrar diferentes tipos de habitaciones en los hostels; aunque el concepto es claro: entre más gente comparta contigo la habitación, más bajo será el precio que todos tendrán que pagar. En este sentido puedes elegir entre habitaciones dobles y otras grupales. Asimismo, algunas habitaciones cuentan con baño privado (el cual es compartido por las personas que duermen en la misma habitación); mientras que en otros casos el baño se encuentra en un área común (por lo general es más grande) y puede ser compartido por la gran mayoría de los huéspedes.

5- Toallas y sábanas:

Si hay algo que siempre evitamos empacar al hacer la maleta con el fin de ganar espacio, son las sábanas y toallas. Es por ello, que es importante que te informes primero si estos elementos se encuentran incluidos en el precio de la habitación o, si por el contrario, debes pagar extra por este servicio.

6- Cocina:

Como ya hemos mencionado en otras ocaciones, la comida es una parte importante de nuestro presupuesto diario: comer en restaurantes es siempre caro y si nos encontramos viajando por varios meses vale la pena tener de vez en cuando una comida decente. Es por ello, que si nos encontramos con que el hostel cuenta con una cocina para el uso de los huépedes, no deberíamos desaprovechar esa oportunidad. Nada más económico que cocinar en casa, ¿verdad?

7- ¿Con o sin desayuno?

El dato del desayuno no es un detalle menor. Si nos encontramos decidiendo entre varias alternativas de hostels y algunos ofrecen desayuno por un par de euros más, no sería mala idea que optes por los que lo ofrecen. Piensa que comer afuera siempre es más caro.

8- ¿Con o sin bar?

Muchos hostels cuentan con bares en sus instalaciones, lo que por lo general nos indica que puede que se realicen fiestas hasta altas horas de la noche. Si estás buscando un alojamiento donde dormir toda la noche, para poder recorrer al día siguiente descansado la ciudad, probablemente este no sea el mejor alojamiento para tí. Antes de alojarte, infórmate sobre las horas de descanso.

9- Áreas públicas:

Muchos hostels cuentan a su vez con salones de esparcimiento entre sus áreas comunes. Contar con sala de juegos, piscinas y bar es siempre un punto influyente en el presupuesto de las habitaciones.

10- Otros servicios:

Muchos hostels ofrecen servicios tales como internet inalámbrico y lavandería, entre otros. Antes de alojarte infórmate si el acceso a internet gratuito se encuentra limitado sólo a las áreas públicas o si incluye todas las habitaciones. Asimismo, un servicio de lavandería no viene nada mal si te encuentras en un viaje de larga duración.

Otros aspectos importantes relacionados a la búsqueda de hostels:

Además de los criterios que anunciamos anteriormente, sería importante que tengas otros aspectos en cuenta:

Valoración del Hostel:

En  internet, es posible encontrar diferentes tipos de comunidades y asociaciones dedicadas a valorar las experiencias en los hostels. Asimismo, diferentes buscadores de hostels en internet puntúan la calidad del servicio de cada una de las opciones que ofrecen. Prestar atención a esta puntuaciones es importante, ya que  puede evitarte la desagradable experiencia de elegir el hostel equivocado.

Comentarios de antiguos huéspedes:

Buscar en internet en diferentes foros y comunidades las opiniones de algunos de los antiguos huéspedes nunca es una pérdida de tiempo. Es allí donde puedes enterarte de la calidad del servicio y de las imperfecciones que el hostel pueda tener en términos de limpieza y en sus instalaciones.

Haz la reserva:

Si bien los hostels son aceptados como establecimientos más informales de pernocta, es importante que hagas una reserva. Este punto es importante, porque el precio bajo y calidad de las instalaciones hace posible que estos establecimientos no tengan habitaciones libres en temporada alta. Además, siempre es bueno llamar por teléfono e informarte sobre las particularidades de los diferentes establecimientos.

Y tú, ¿cómo ha sido tu experiencia al dormir en hostels? ¿Compartes nuestros criterios? ¿Conoces alguno más? ¡Cuéntanos a continuación!

 

No es posible escribir un comentario.