Where the hell is Matt

Ya hablamos en otro artículo sobre los recuerdos de viaje y hoy conoceremos a Matt Harding, y su peculiar idea para recordar sus viajes. Matt es el creador del video Where the Hell is Matt (en castellano conocido como “Dónde está Matt Harding” o “Dónde diablos está Matt”) y ya goza de fama mundial.

La historia detrás de Where the hell is Matt

Matt Harding tiene 36 años, es de Connecticut, EE.UU., y solía dedicarse a programar videojuegos. En el 2003 renunció a su trabajo y decidió emprender un viaje por el sudéste asiático hasta que se le acabara el dinero. Junto con su amigo Brad Welch tuvieron la idea de, en vez de tomarso fotografías en cada destino, grabar a Matt haciendo un baile tonto por el que era conocido. Les pareció que el resultado era gracioso así que siguieron haciéndolo en cada ciudad que visitaban (actualmente 71 países en total). Al regresar subió el video a su blog personal para que amigos y familiares estuvieran al tanto de sus andanzas.

Lo curioso es que descubrió que en 2005 un niño subió el video a Youtube haciéndose pasar por él y ya había sido visualizado más de un millón de veces. A partir de allí recibió una oferta de una compañía de chicles para que realizara otro video y ellos financiarían el viaje.

Inicialmente bailó frente a íconos turísticos, pero como en Ruanda no había ninguno, se puso a bailar con unos niños de la aldea. Finalmente comprendió que era mucho más interesante interactuar y mostrar a los locales que a los lugares turísticos, así que le pidió a sus patrocinadores que lo enviaran de nuevo para esta vez involucrarse con la gente. Así creó en el 2008 el video que él quería y que fue visalizado más de 44 millones de veces.

matt harding bailando 2008

Enseñanzas de Where the hell is Matt

Según las palabras del propio Matt, viajar nos ayuda a comprender de qué somos capaces, que el camino que se nos puso adelante no necesariamente es el único y que no siempre tenemos que sentir tanto miedo de los otros. Él dice que el mensaje de sus videos depende de cada uno y que él únicamente se limitó a bailar.

Tiene dos reflexiones para los viajeros: el mundo es mucho más seguro de lo que creemos y muchas veces al viajar solo se sintió muy agradecido de ser hombre.

Como último dato curioso, en la sección de preguntas frecuentes de su sitio web Matt dice que el mundo está tan mal por los hombres y la única forma que hay de arreglarlo es con las mujeres. ¿Qué opinan de esta frase?

No es posible escribir un comentario.