¡10 consejos útiles para evitar el jet lag!

jet lag

© iStockphoto/Thinkstock

En la actualidad nos encontramos con aviones cada vez más veloces que vuelan a los lugares más recógnitos del planeta en el menor tiempo posible. Estos avances tienen sus ventajas, claro está, aunque nos ocasionen algunos problemas al viajar, como el muy temido e incómodo jet lag.
El jet lag es un desorden del sueño generado al viajar rápidamente a través de varias zonas horarias. Los expertos dicen que este malestar se debe a que nuestro reloj interno no se adapta de manera inmediata a los tiempos de vigilia y descanso de nuestro lugar de destino, estando altamente influenciado por las horas de luz y oscuridad a las que estamos expuestos. Si bien el jet lag es sólo un desorden temporal que no presenta riesgos para la salud, sí es una condición muy incómoda que puede opacar nuestro viaje y más si viajamos sólo por unos días.

¿Cuáles son los síntomas del jet lag?

Los síntomas del jet lag son múlitples y variados y afectan a cada persona de manera diferente. Algunos expertos aseguran que las mujeres y personas mayores son más propensas a sufrir estos desórdenes horarios, a la vez que los viajeros frecuentes los presentan de forma más acentuada. Los más comunes serían:

  • Somnolencia
  • Insomnio
  • Malestar estomacal
  • Cansancio y malestar general
  • Ansiedad
  • Dolor de cabeza
  • Dificultad para concentrarse

Se estima que los síntomas empeoran cuantas más zonas horarias cruzamos (el mismo aparecería a partir de dos), en especial si se viaja en dirección este.

¿Qué debo hacer para evitarlo?

Si bien no se puede evitar padecer todos los síntomas, es posible tratar de apaciguarlos con algunos de estos tips:

1- Intenta ajustarte a los horarios de tu lugar de destino antes de viajar:

A fin de evitar el jet lag, deberías tener en cuenta modificar ligeremente tus hábitos de sueño y comida. El comer y dormir unas horas antes o después  unos días antes del viaje (según el horario de tu lugar de destino) te ayudará sin duda a adaptarte más rápidamente.

2- Descansa bien antes de partir:

Trata de viajar habiendo dormido unas 8 horas la noche anterior. El viajar descansado ayuda considerablemente a evitar los desórdenes del sueño.

3- Bebe mucha agua:

El consumir abundante agua durante todo el viaje, al igual que después, te ayudará a estar hidratado y contrarrestará los efectos del ambiente seco del avión. Asimismo, es importante evitar el consumo de cafeína y de alcohol ya que pueden empeorar los efectos del jet lag.

4- No comas mucho:

Evita grandes cantidades de comida y opta por una alimentación equilibrada antes, durante y después del viaje. Algunos expertos aseguran que una alimentación rica en vitamina C te ayudará a estar más activo durante el día en tu lugar de destino.

5- Trata de dormir durante el vuelo:

Resulta ideal que duermas unas horas mientras estés viajando, siempre siguiendo los usos horarios de tu lugar de destino. En los vuelos trasantlánticos, y otros de gran cantidad de horas, las azafatas oscurecen la cabina para que los pasajeros puedan dormir más fácilmente. Intenta hacer buen uso de esas horas de oscuridad, ya que pueden que te ayuden a conciliar el sueño y evitar posteriormente algunos síntomas como la somnolencia durante todo el día.

6- Haz algo de ejercicio en el avión:

Como te comentamos en nuestro artículo “Consejos para viajar en avión y no morir en el intento“, lo ideal es que durante el viaje trates de moverte un poco y hagas algunos de los ejercicios que recomiendan las compañias aéreas. En viajes largos, procura reservar el asiento del lado del pasillo, así puedes moverte libremente y pasear por el avión sin que te resulte molesto el despertar a otro pasajero del avión.

7- Trata de adaptarte a tu nueva agenda:

Cuando llegues a destino, intenta respetar los horarios de vigilia y sueño del lugar. Si te sientes muy cansado, duerme un par de horas de siesta para recuperarte sin que por ello te saltes la noche para dormir. Si bien esto puede resultar difícil o cansador en un principio, esto realmente te ayudará a adaptarte más fácilmente a tus nuevos horarios.

8- Realiza actividad física:

Algunos expertos aseguran que debes realizar actividad física en las horas de sol al llegar a destino. Esto te ayudará a sentirte más activo durante el día y a regular tus horas de sueño por la noche.

9- No te olvides de tus medicamentos:

Si por alguna razón tomas algún tipo de medicación de manera permanente, no te olvides de adaptar los horarios a tu nueva agenda, sobre todos si los tomas antes de ir a dormir o levantarte. El desfasa importante de horas, puede afectar el rendimiento de acción de tus medicamentos si no modificas sus horarios.

10- Recurre a tu médico:

Si por lo general sufres de jet lag y viajas de manera frecuente, puedes acudir a tu médico. Él podrá orientarte sobre cómo debes proceder y hasta podrá recetarte algún medicamento. En la actualidad , existe una gran cantidad de medicamentos compuestos por sustancias naturales utilizados para tal fin. Un buen ejemplo de ello es la melatonina, un agente natural de venta libre en muchos países utilizado, en gran medida, para tratar naturalmente los trastornos del jet lag.

¿Y tú? ¿Qué trastornos padeces al viajar? ¿Conoces algún otro consejo para evitar el jet lag? ¡Cuéntanos a continuación!

No es posible escribir un comentario.