¿Son útiles las guías turísticas?

guía turística

©Jack Hollingsworth/Photodisc/Thinkstock

Todos conocemos el concepto de una guía turística: son libros que contienen información y consejos sobre la visita a diferentes lugares turísticos, pero ¿son realmente útiles? Uno pensaría que hoy en día debido al auge de internet y la disponibilidad de información cada minuto en casi todo el mundo en diferentes plataformas y dispositivos móviles, estos libros son innecesarios, pero la verdad es que la industria de las guías turísticas mueve millones y millones de dólares anuales. Sólo la BBC compró el 25 % restante de Lonely Planet (que todavía pertenecía a sus fundadores) por 67,2 millones de dólares en el año 2011. Pensando en eso, uno puede deducir que hoy en día alguien las usa… ¿analizamos juntos algunos factores?

¿Cuáles fueron sus orígenes?

Las guías turísticas, si bien parecen producto de la costumbre moderna, surgieron en el siglo IX, fecha en la cual la búsqueda del tesoro era la industria en auge de los países árabes medievales. La gran mayoría de las guías turísticas de ese tiempo que estaban dedicadas a viajeros que buscaban artefactos y monumentos, fueron escritas por alquimistas y buscadores de tesoros; aunque no sólo describían lugares y daban consejos a los diferentes turistas, sino que también incluían sus sentimientos y opiniones de los viajes que sus autores habían realizado.

No sería hasta el siglo XIX que surgiría una guía turística más moderna y objetiva, dejando de lado el contenido emocional que los autores incluían en el pasado. Hoy en día, estos libros se han hecho más y más populares, al punto que muchos turistas no salen de casa sin ella.

¿Qué se puede leer en la guía turística?

Hoy en día, las guías turísticas han evolucionado al contener principalmente datos objetivos, estadísticos y considerados importantes de la región o el lugar al cual están dedicadas. Además de consejos y datos, se puede obtener información interesante del lugar de viaje,entre la que se destaca:

  • Ubicación geográfica: la primera información presente en una guía de viaje es la ubicación geográfica de  nuestro lugar de destino. Asimismo, es posible encontrar a su lado información de interés como el lenguaje que se habla y las ciudades o zonas más importantes.
  • Pequeña reseña histórica: seguido de la presentación del lugar, uno puede leer una pequeña reseña histórica, algo muy importante para entender la cultura y la riqueza sentimental detrás de cada símbolo, monumento y edificio que visitemos.
  • Información cultural: asimismo, cuenta también con una breve descripción de la cultura, música y el arte de la región.
  • Sitios de interés turístico: las guías turísticas aconsejan a menudo qué lugares son los más propicios, bellos, significativos y hasta representativos de la región. Dan una pequeña explicación acompañada de fotos y señalan dónde se encuentran ubicados y cómo llegar.
  • Alojamiento: además es posible encontrar listas de diferentes propuestas de pernocta clasificadas por precio y ubicación  geográfica. Otros datos, como el tipo de desayuno que ofrecen y la accesibilidad a los puntos de interés suele estar explicada también. Además, una evaluación del servicio está integrada a todos los sitios recomendados.
  • Restaurantes: las guías incluyen también una lista de diferentes restaurantes clasificados por precio, estilo y calidad del servicio y de la comida. Un muy buen dato si no se sabe qué comer ni dónde hacerlo.
  • Actividades: estos libros también incluyen diferentes opciones de actividades a realizar de día y de noche, con descripción de cada uno de los lugares citados.
  • Consejos: es posible encontrar también diferentes consejos acerca de cómo manejarse en el lugar de destino. Por ejemplo, es usual leer en las guías de viajes de Japón o Tokio, que los visitantes occidentales deben evitar rentar un auto y conducir por sí solos en la ciudad, ya que el sistema presenta grandes complicaciones si no se lo conoce con anterioridad y si no se habla el idioma.
  • Transporte: incluyen una descripción del servició público de pasajeros, mapa de los recorridos, regularidad con la que viajan los ómnibus, condiciones del servicioy, también, precio de los viajes en taxi por kilómetro o, por ejemplo, del aeropuerto a la ciudad.
  • Mapas: además, se pueden encontrar diferentes mapas de las zonas más céntricas de la ciudad y de calles y carreteras.
  • Moneda y tipo de cambio: asimismo, se enuncia el tipo de moneda y el precio de cambio.
  • Peculariedades culturales: naturalmente, también dan alguna explicación o enuncian diferentes particularidades culturales y/o regionales.

Tamaño, idioma y precio:

Las guías turísticas son impresas generalmente en el llamado formato de  bolsillo, para que resulten prácticas a la hora de transportarlas y puedan ser leídas y consultadas durante el viaje. Asimismo, suelen venir en diferentes idiomas, sobre todo en español, y continenen un apartado con una lista de frases útiles en el idioma del país de destino, acompañada de su significado y pronunciación. Si bien las guías de viajes están pensadas cómo un libro económico para llevar de vacaciones, su precio puede oscilar entre los 20 y 30 euros, dependiendo de la editorial que las produzca.

Guías turísticas en la era tecnológica:

Hoy en día muchas editoriales conocidas han dejado su publicación en papel para optar por un formato digital o en línea. Otras, sin embargo, siguen siendo editadas en todos los formatos: papel, e-books y a través de su página de internet.

Y tú, ¿qué piensas de las guías turísticas? ¿sales de viaje sin ellas o sólo con ellas? ¡Cuéntanos a continuación!

 

No es posible escribir un comentario.